NACIÓN GWARAYU

  Departamento Santa Cruz Santa Cruz de la Sierra
Población: 19.120 INE 2012. 3.580 INE 2012.
Idioma: Gwarayu Gwarayu y castellano
Ubicación: Municipios de Ascención de Guarayos, Urubichá y El Puente. Distritos 6, 7 y 8
Comunidades:  21 comunidades Barrio La Moliendita, El Dorado Norte, Virgen de Lujan, Plan Tres Mil, Los Chacos, Las Pampitas, Los Lotes, El Recreo, Villa Bolivia, La Colorada, Zona Centro, 2 de Agosto, Barrio Guapilo y El Vallecito.
Organización: 6 centrales afiliadas a la Central de Organizaciones de los Pueblos Nativos Guarayos COPNAG Asociación de Familias Indígenas Gwarayu Cruceñas AFIGUC.

HISTORIA ANTIGUA

Probablemente Los Gwarayu son descendientes de los Itatines, que en 1557 acompañaron a Ñuflo de Chávez a las tierras de Chiquitos, otras tesis dicen que son descendientes de guaraníes provenientes de Paraguay o Brasil. Se asentaron en el territorio que hoy conocemos como Gwarayos para formar el actual pueblo, a orillas de los ríos San Miguel y Blanco. Su economía estaba basada en la caza, la pesca y la recolección de frutos silvestres. En 1732 se dio el primer intento de reducirlos al catolicismo por parte de los jesuitas, pero fugaron hacia la selva, hasta que cien años después los franciscanos los concentraron en la misión de Ascensión de Guarayos estableciendo conexiones entre Santa Cruz, Mojos y Chiquitos. La colonización de su territorio los sometió a la servidumbre de los hacendados hasta que la Reforma Agraria de 1953 los liberó, consolidando finalmente la lucha por sus tierras ancestrales. La identidad cultural de este pueblo está estrechamente ligada al uso cotidiano del idioma  gwarayu, aunque la convivencia con la sociedad “karai” ocasionó la pérdida de muchos de sus conocimientos tradicionales.

GUARAYOS EN SANTA CRUZ DE LA SIERRA

La construcción de la carretera Santa Cruz-Trinidad impulsó la migración del pueblo guarayo que se ha diseminado por todo el departamento, en busca de mejores condiciones de vida. En la ciudad de Santa Cruz de la Sierra se han asentado en barrios periféricos y mantienen relaciones estrechas con sus comunidades de origen, siendo uno de sus rasgos más sobresalientes la conservación de su lengua nativa en el diario vivir, usando el castellano sólo para comunicarse con la sociedad envolvente y en el caso de los niños, en el colegio, ya que no reciben educación bilingüe. La mayoría de los jóvenes estudian en la UAGRM, compartiendo su tiempo en trabajos eventuales en similares condiciones de precariedad y movilidad que los adultos, quienes se emplean como mecánicos, ayudantes de albañilería, atención de surtidores, trabajos domésticos, jardinería y otros, mientras que las mujeres se dedican a la atención del hogar y la producción de artesanías entre las que se destacan sus tejidos de “hamacas atadas”, técnica cultural transmitida de generación en generación.

Guarayo

Fotografía: El Deber

Pagina previa: NACIÓN GUARANÍ Pagina siguiente: NACIÓN MOJEÑA